REE gana un 4,2% menos hasta septiembre pero mantiene el dividendo

Red Eléctrica obtuvo un beneficio neto de 507 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que representa una caída del 4,2% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía ha explicado que su actividad en estos nueve meses transcurridos de 2020 sigue estando afectada por la COVID-19, tanto en España como en los países en los que tienen presencia las empresas del grupo.

“Se han venido implantando medidas para tratar de minimizar los efectos de esta pandemia a nivel operativo. Algunas actividades, como las relacionadas con la construcción de nuevas infraestructuras en España y en Latino América, han sufrido retrasos temporales por la paralización que han sufrido las actividades económicas”, subraya la compañía, que espera que se recuperen los niveles de inversión previstos.

A nivel económico cabe destaca la incorporación desde principios de año y por primera vez de Hispasat en el perímetro de consolidación de Red Eléctrica, lo ha permitido que la cifra de negocio se sitúe en los 1.465,9millones de euros, un 0,8% por debajo el mismo periodo de2019 pese a la aplicación de los nuevos parámetros retributivos contenidos en las circulares aprobadas por la CNMC que afectan a la actividad de transporte.

El EBITDA se ha situado en los 1.155,1 millones de euros, cifra similar a la registrada al finalizar el tercer trimestre de 2019.

El Resultado neto de explotación (EBIT) se sitúa en los 770,1 millones de euros, un 4,1% inferior al registrado en el mismo periodo del año anterior. Esta evolución se debe a las mayores amortizaciones asocia-das a Hispasat por un importe de 88,9 millones de euros.

El resultado financiero negativo ha ascendido a 99,9 millones de euros, cifra muy similar a los 99,4 millones registrados en el ejercicio precedente.

La deuda financiera neta de Red Eléctrica a 30de septiembre de 2020asciende a6.488,9 millones de euros frente a los 6.038,1de finales de 2019.

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.

El aumento de la deuda financiera bruta, como consecuencia de las adquisiciones llevadas a cabo se ha compensado por la caída del tipo medio en 50 puntos básicos respecto al mismo periodo de 2019.

 

El flujo de efectivo operativo después de impuestos ha sido de 974,6 millones de euros, un 1,6%inferioral generado los primeros nueve meses del año anterior.

Las Inversiones llevadas a cabo por el grupo durante el periodo han sido de 676,8millones de euros. De este importe215,5 millones de euros se destinaron al desarrollo de la red de transporte nacional.

Al negocio internacional se han destinado 404,5millones de euros, esta cifra incorpora 374,3 millones de euros pagados por el 50% del capital de la sociedad de transporte de electricidad brasileña Argo. Los 56,8 millones restantes se han destinado principalmente a las actividades de telecomunicaciones y operación del sistema.

REE mantiene el dividendo

El Consejo de Administración ha aprobado la distribución de un dividendo a cuenta de 0,2727 euro por acción con cargo a los resultados de 2020, cifra igual a la distribuida el año pasado.

El pago de dicho dividendo se hará a todas las acciones con derecho a dividendo el día 7 de enero de 2021, de acuerdo con la normativa de funcionamiento de la Sociedad de Gestión de los Sistemas de Registro, Compensación y Liquidación de Valores, S.A. Unipersonal (IBERCLEAR), actuando como agente de pagos el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria y se aplicará la retención pertinente en el momento de pago

Los dividendos pagados con cargo a los resultados del ejercicio anterior ascienden a 566,8millones de euros, equivalentes a 1,0519euros por acción.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí