La recesión de la eurozona parece haber acabado y las perspectivas de beneficios están mejorando, pero la debilidad de las inversiones probablemente limitarán las perspectivas de crecimiento a medida que desaparezcan los programas fiscales de estímulo, dijo el viernes el centro de estudios Ifo. El producto interior bruto real de la eurozona habría crecido un 0,3% en el cuarto trimestre de 2009, señaló el Ifo, que llevó a cabo un estudio junto al Insee de Francia y el Isae de Italia. Esto llevaría a una contracción del PIB del 3,9% para el conjunto del 2009 en la eurozona.