Royal Bank of Scotland se encuentra en negociaciones con grupos de inversores de cara a sondear su participación en una ampliación de capital. Esta mañana Bloomberg publica que la entidad- controlada por el gobierno- podría emitir entre 3.000-5.000 millones de libras aunque es una operación todavía en una etapa muy preliminar, según fuentes no oficiales.