Prisa ha obtenido un beneficio neto de 146,1 millones de euros, un 47,3% más que en el mismo periodo de 2006. Este resultado ha estado ligeramente por encima de las previsiones realizadas por los analistas que estimaban que su beneficio crecería hasta los 135,5 millones de euros. Los ingresos de explotación del grupo, impulsados por el aumento de la participación en Sogecable y, en menor medida, por la compra de Media Capital y la expansión de su negocio de radio, crecieron un 38,9% hasta los 2.696 millones de euros, algo opor encima de la previsión media de 2.671 millones de euros. Su ebitda creció un 41,6% a 578,2 millones de euros, frente a un pronóstico de los analistas de 572 millones de euros.