El titular del directorio y presidente ejecutivo de General Electric, Jeff Immelt, dijo el jueves que el valor,de entre 10.000 millones a 20.000 millones de dólares que los inversionistas asignan a su brazo de servicios financieros subvalora a la filial. Durante una entrevista televisiva, Immelt admitió, además, que la filial GE Capital había sido subvalorada en el pasado. Las rebajas contables y pérdidas de GE Capital obligaron a GE a reducir su dividendo y provocaron que la empresa perdiera este año su calificación crediticia "AAA". Durante la entrevista, Immelt proyectó que los ingresos fuera de Estados Unidos podrían ascender desde cerca del 50% a más del 60%. La acción de GE caía el viernes antes de la media saesión el 0,4% a 11,81 dólares.