Portugal ha conseguido colocar su deuda aunque a un precio superior a la subasta anterior, luego de recibir ayer na rebaja de su calificación crediticia al nivel de 'bono basura'.

El Tesoro portugués ha colocado 848 millones de euros en la subasta de letras con vencimiento a tres meses celebrada este jueves, cuando el objetivo previsto era de entre 700 y 1.000 millones, a un interés del 4,926%, ligeramente por encima del 4,863% abonado en la anterior operación comparable.

Portugal ha recibido un demanda un 16% inferior a la de la subasta anterior y se ha visto obligado a elevar la ligeramente la rentabilidad pagada por sus títulos. En concreto, Lisboa ha vendido 848 millones de euros en letras a 3 meses, con un rendimiento del 4,92%. La ratio de cobertura ha sido de 2 veces, frente a las 2,4 de la subasta anterior.

 La prima de riesgo del bono portugués a 10 años frente a los alemanes de mismo vencimiento ha superado los 800 puntos básicos, aunque no ha alcanzado los máximos marcados el pasado 27 de junio, cuando rozó los 280 puntos básicos. La rentabilidad de los títulos lusos con vencimiento en 2021 se acerca al 11% y los seguros de cobertura contra el impago de la deuda (CDS o 'credit defualt swaps') han retrocedido ligeramente esta mañana hasta los 769 puntos básicos, lo que significa que son necesarios 769.000 euros para cubrir 10 millones en bonos a 5 años.

A lo largo del tercer trimestre Portugal tiene previsto colocar entre 4.500 y 6.750 millones de euros.

Ayer Moody's rebajaba la calificación de la deuda de Portugal hasta Ba2 o ‘bono basura’ desde Baa1, al considerar que hay un cierto riesgo de que el país luso tenga que pedir un segundo rescate económico.


GRÁFICO CDS BONO A 5 AÑOS DE PORTUGAL: