El productor alemán de automóviles deportivos Porsche bajó en mayo las ventas en Norteamérica (EEUU y Canadá) un 17%, hasta 3.004 unidades, en comparación con el mismo mes del año anterior. Según informó hoy Porsche en un comunicado de prensa, las entregas del Cayenne avanzaron en mayo en Norteamérica un 4%, hasta las 1.244 unidades, frente al mismo mes de 2007. . Sin embargo, las ventas del modelo Boxster cayeron en mayo hasta los 859 vehículos, un 20% menos que en el mismo mes del año anterior. Al mismo tiempo, las ventas del modelo 911 también cedieron en mayo un 32%, hasta 901 vehículos, frente al mismo periodo de 2007.