El Popular prevé mantener la tasa de morosidad por debajo del 5,5% para finales del ejercicio 2009, al tiempo que continuará incrementando el nivel de provisiones para hacer frente a eventuales impagos este año y el próximo, según anunció hoy el consejero delegado del banco, Jacobo González Robatto. "Todo apunta a que lo conseguiremos", dijo González Robatto en alusión a la tasa de mora, tras confiar en que el Banco Popular ya ha hecho frente a los grandes impactos de impago, como los de la inmobiliaria Martinsa. En la presentación de los resultados trimestrales a los analistas, el consejero delegado subrayó que incrementar el nivel de provisiones "es la forma de atravesar la crisis, cuyo final aún no ha llegado", y que se inscribe en la política de prudencia que caracteriza a la entidad.