El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, aseguró hoy que la entidad está preparada para afrontar las mayores exigencias de capital que nazcan de la regulación futura, ya que apenas necesitará realizar ajustes y éstos serán "muy inferiores" a los de sus competidores.  Durante la junta general de accionistas de 2010, Ron recalcó que el banco que preside contempla el endurecimiento de las obligaciones de capital "con tranquilidad y confianza", e hizo hincapié en que Popular "está saliendo reforzado" en el difícil escenario financiero.