El fabricante francés de automóviles PSA ha anunciado hoy lunes el retiro "preventivo" de 97.000 vehículos Peugeot 107 y Citroen C1 en circulación en Europa, fabricados en una planta checa que comparte con la japonesa Toyota, que ha procedido a retiros masivos por fallos de fabricación.