Parques Reunidos lanzó ayer un 'profit warning' tras el cierre del mercado en el que apunta que "espera cerrar su ejercicio fiscal 2018 con una tasa de crecimiento de ingresos y ebitda de un dígito simple, en su rango bajo". Parque Reunidos explica que no va a conseguir su objetivo de "crecimiento anual de ebitda de al menos el 10% en términos comparables".

La compañía especializada en la explotación de parques temáticos explica que el resultados anual del grupo se ha visto afectado por "unas condiciones climatológicas desfavorables que han impactado en el resultado del grupo en todas las regiones". 

"España ha vivido la primavera más lluviosa desde 1965; la ola de calor experimentada en el centro y norte de Europa ha contrarrestado parcialmente los buenos resultados obtenidos durante la temporada baja y Estados Unidos ha sufrido otro verano con tiempo adverso", apunta Parques Reunidos en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Fernando Eiora, actual consejero delegado ha dimitido de su cargo al frente de Parques Reunidos.

El grupo española que gestiona 61 parques de ocio explica el desarrollo de cada región y explica que el ebitda (resultado bruto de explotación) en servicios centrales decrecerá previsiblemente en 4 millones, debido a la incorporación de los recursos necesarios para acometer los planes de expansión del negocio y a los costes para la puesta en marcha de los centros de ocio interior.

Parques Reunidos confía en la calidad de su carteras de parques y está revisando su plan estratégico para poder acelerar el potencial de crecimiento orgánico y maximizar el potencial de expansión del negocio.

Entre las medidas que ha adoptado el consejo de Parques Reunidos se encuentra la de reforzar su equipo directivo, el desarrollo de importantes proyectos de inversión durante 2019, entre los que se encuentran las aperturas de Ducati World en Italia o Steelers Country en EEUU, y un mayor énfasis en la política de adquisiciones.

Ayer también se conoció la dimisión de Fernando Eiroa como consejero delegado y miembro del consejo de administración de la compañía. El presidente no ejecutivo, Richard Golding dará continuidad en el liderazgo y supervisión de la empresa hasta el nombramiento de un nuevo consejero delegado.

En el mercado continuo, sus acciones caen este viernes un 8% hasta los 10,16 euros por acción. En lo que va de año caen un 30,3%.