El fabricante alemán de automóviles Opel ha recibido los primeros 300 millones de euros del crédito puente por un importe de 1.500 millones de euros concedido por el Gobierno alemán, según la compañía. Opel, a la que General Motors ha cedido sus activos en Europa, explicó que esta inyección financiera le permite asegurar que sus operaciones mantienen la liquidez adecuada "como una compañía más independiente".