La firma automovilística alemana Opel, perteneciente al consorcio General Motors, ha recibido 1.000 pedidos de la segunda generación del monovolumen compacto Meriva, que se fabrica en exclusiva en la planta zaragozana de Figueruelas, en el mercado español desde que se iniciara el período de preventa el pasado viernes, según informó el director general comercial de Opel en España, Enrico de Lorenzi. De Lorenzi, aseguró que hasta el momento la corporación germana ha recibido 7.000 pedidos en el continente europeo de este modelo, que en su opinión supone un concepto "completamente nuevo" en comparación con la generación anterior, principalmente por sus innovaciones técnicas.