El presidente y consejero delegado de General Motors Europe, Nick Reilly, aseguró hoy que la continuidad de la planta de producción que la compañía posee en Figueruelas (Zaragoza) está garantizada y reiteró la confianza de la corporación en la factoría española. Reilly, que hizo estas declaraciones en una rueda de prensa en la que anunció el cierre de la factoría de Amberes (Bélgica), previsto para mediados de este año, resaltó que la planta de Figueruelas está dentro de los planes de la empresa para Europa, aunque indicó que tienen que definir los detalles de futuro de esta instalación.