El anuncio hecho hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por Cajamar eleva a once los fondos y sociedades de inversión (SICAV) españoles afectados por la crisis del mercado hipotecario de Estados Unidos. Según los datos hechos públicos por la CNMV, los afectados son seis fondos y cinco sociedades de inversión, que gestionan un patrimonio de más de 900 millones de euros. De ese dinero, alrededor de 36,7 millones de euros participan en los cinco fondos extranjeros afectados por la crisis de las hipotecas 'subprime'.
Los fondos españoles afectados son March Monetario Dinámico, Gesccoperativo Tesorería Dinámica, Gescooperativo Multiestrategias Alternativas, Can Dinámico Plus, Cajamar Monaterio Dinámico y Laietana Gestio Activa. Las sociedades de inversión o SICAV implicadas son Volga de Valores Inmobiliarios, Inversions el Cirerer, CCR Invest 2001, Ansafer Inversiones y Cifuentes de Inversiones. Los fondos extranjeros temporalmente suspendidos son Parvest Dinamic, ABS Invest Unico, ABS Fund de WestLB Mellon, Oddo Court Terme Dynamique y Oddo Cash Plus. A la nota enviada esta mañana por Caja Navarra a la CNMV se ha sumado después Cajamar, que ha comunicado que posee un 1,70% del patrimonio del fondo Oddo Court Terme Dynamique, así como un 2,27% del fondo Oddo Cash Plus -lo que supone una cifra cercana a los 895.000 euros-, paralizados ambos como consecuencia de la crisis hipotecaria de Estados Unidos. Asimismo, Cifuentes de Inversiones, gestionada por BBVA Patrimonios, ha notificado a la CNMV que participa con un 2,6% en el fondo Parvest Dinamic ABS, suspendido por BNP Paribas, por un total de 97.000 euros. A ellas hay que sumar los fondos comercializados por Caja Rural y Caixa Laietana, que en días pasados declararon a la CNMV la cuantía de su participación en fondos suspendidos. Banca March, por su parte, paralizó el 16 de agosto los reintegros de su fondo March Monetario Dinámico, que poseía el 5,6% del fondo de BNP Paribas Parvest Dinamic ABS, por un importe de 15 millones de euros. Fuentes de la CNMV confirmaron el lunes a EFE que habían solicitado a las gestoras datos sobre productos financieros vinculados a los fondos de inversión que, afectados por la crisis hipotecaria de alto riesgo estadounidense, han suspendido temporalmente su liquidación y sus suscripciones.