OHL perdió 15,3 millones de enero a septiembre frente a los 3,9 millones de beneficio logrados en el mismo período del año anterior. En cuanto a las ventas caen un 12,1% desde los 3.116,9 millones logrados a cierre del tercer trimestre de 2016 hasta los 2.740 millones de este ejercicio, según los resultados remitidos por la constructora a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV):

Las menores ventas respecto al mismo periodo del año anterior se deben principalmente a la menor actividad de las concesionarias del grupo controlado por la familia Villar Mir, así como a la menor actividad de construcción.

El resultado bruto de explotación (ebitda) de OHL alcanza los 723 millones de euros, un 26,4% sobre ventas, e incluye unas pérdidas de 34,2 millones de euros de los ERE acometidos en la compañía y su filial OHL Industrial. Sin ese efecto extraordinario, el ebitda normalizado se situaría en 757,2 millones de euros (un 27,6% sobre ventas), y el beneficio normalizado en 18,9 millones de euros, apunta la compañía en los resultados.

La división de concesiones contribuye con un ebitda de 698,5 millones de euros, que tanto por peajes como por la rentabilidad garantizada (TIR), sigue mostrando un buen comportamiento, apoyado en la buena evolución de las sociedades concesionarias mexicanas. Todo ello pese a la evolución del peso mexicano (devaluación del 2,9% contra el euro) y de otros hechos excepcionales (como los efectos del seísmo en México D.F. y la salida de perímetro por venta de metro Ligero Oeste y de Autovía de Aragón).

La deuda neta total se reduce un 10,9% hasta los 2.594,9 millones de euros, la deuda neta sin recurso cae un 25,9% y la deuda neta con recurso aumenta un 32,5% hasta los 991,8 millones de euros.