“Querido Kali Mero: hoy vas a leer y escuchar de todo respecto al comportamiento de la Bolsa. Van a resaltar los medios, como norma, que Zapatero y sus medidas de austeridad, tardías y nunca reconocidas ¡ay Zapatero! han aupado el Ibex. No te lo creas, porque si bien la Bolsa española llegó a subir esta mañana más de un 2% tras anunciar las medidas de ahorro fiscal ¡qué pobres vamos a ser, más que lo somos! luego cayó en picado y al final....¡ale hop! de nuevo el Gran Hermano. Wall Street sale al alza y aquí como borregos, como siempre. Es decir, que Obama muy bien ha podido salvar el Ibex. También ha hecho lo propio el Sunsun Corda...”
“Más notas hoy, querido Kali Mero. Escribe a tus lectores que no menosprecien China y sus acontecimientos. Lee esto: el analista financiero David Faber considera que los inversores deben estar especialmente atentos al mercado de renta variable chino, dado que el fuerte crecimiento de la economía china puede provocar que el gobierno aplique medidas de ralentización y de freno de inflación, mediante mayores subidas de tipos, y mayores restricciones en los préstamos bancarios, así como la posibilidad de que la divisa china cotice en una banda más ancha. Estos miedos han provocado que el mercado chino caiga bruscamente desde noviembre, que se sitúa actualmente en territorio bajista, y que según muchos analistas especializados podría ser el precursor de lo que se puede esperar en los mercados occidentales de renta variable...”, firmado, tu querida Ruthi.

Y me quedo, de nuevo sin respiración, y sea como fuere la crónica, en efecto, dice que el Ibex 35 se anotó el miércoles una subida del 0,81% que le permitió establecerse en los 10.089,8 puntos al calor de las medidas anunciadas hoy por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Congreso de los Diputados para recortar el déficit público. El selectivo madrileño, que había abierto con descensos, acogió positivamente la comparecencia del presidente para anunciar la congelación de las pensiones, el recorte de los sueldos de los funcionarios y la eliminación del ‘cheque bebé’, y viró al verde.

El Ibex llegó a anotarse una subida superior al 2% al conocerse los planes de recorte, aplaudidos por organismos internacionales como el FMI y la UE, así como el sector financiero, y denostados por los sindicatos, pero a lo largo de la negociación las ganancias se enfriaron. Los inversores del resto de plazas del Viejo Continente también valoraron los esfuerzos de los países europeos para luchar contra el déficit público y permitieron que los principales parqués terminaran en terreno positivo y con avances superiores al del Ibex. Al otro lado del Atlántico y después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamara por teléfono a Zapatero para abordar la necesidad de más medidas para luchar contra el déficit y estabilizar los mercados, el Dow Jones subía un 0,74%, lo que permitió afianzar las ganancias en Europa al cierre.

Las mayores subidas del selectivo madrileño fueron para Sacyr Vallehermoso (+7,51%), Abengoa (+2,94%) y Endesa (+2,66%). Entre los pesos pesados del índice, registraron un mejor comportamiento que éste Repsol (+1,6%) y BBVA (+1,02%), mientras que subieron en menor medida tanto Telefónica (+0,66%) como Santander (+0,39%). En el lado de las pérdidas quedaron siete valores. Gamesa se coronó ‘farolillo rojo’ con un recorte del 1,03%, aunque también recortaron posiciones Arcelormittal (-0,64%) e Indra (-0,47%). En el mercado de divisas, el euro avanzó ligeramente posiciones respecto al dólar y al término de la sesión el cambio entre las dos monedas quedó establecido en 1,2640 ‘billetes verdes’.