El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó hoy que los proyectos de infraestructuras que llevará a cabo el Gobierno hasta finales de 2010 dentro del plan de estímulo permitirán crear o salvar cerca de 150.000 puestos de trabajo. Obama hizo la afirmación durante una visita al Departamento de Transporte, donde dijo que este organismo comenzará en las próximas semanas 200 proyectos para mejorar las infraestructuras del país. El presidente manifestó que gracias a los 787.000 millones de dólares con que está dotado el plan de estímulo que el congreso aprobó el mes pasado "los trabajadores y las familias pueden estar menos preocupados este mes para pagar sus facturas". Obama aseguró que los puestos de trabajo que se crearán o salvarán mediante este plan de infraestructuras hasta finales de 2010 estarán bien pagados, por encima de la media nacional