El pánico se ha instalado en los mercados de renta variable y azuza, espanta y atemoriza a los inversores. El papel sale del mercado y las medidas continúan sin mostrar el efecto deseado. El Ibex35 vuelve a liderar las caídas en Europa. El selectivo perdió un 9,14% hasta los 8.997,70 puntos con los dos grandes bancos: Santander y BBVA recortando más de un 11%, mientras que Telefónica se dejó cerca de un 9%. Iberdrola Renovables(-15,30%) fue el título más penalizado, seguido de Acciona(-13,05%). Ningún titulo logró librarse de las pérdidas, en una jornada en la que las miradas están pendientes de las medidas que el G7 pueda adoptar en Washington para paliar el estado de shock de la economía global. El FMI reclamó un plan coordinado mundial para hacer frente a la crisis. Ni la caída del crudo a niveles de 87 dólares/barril para el Brent por los temores a que la crisis provoque una caída extraordinaria de la demanda de combustible ni la ligera corrección del Euribor logran mitigar los recortes, mientras la confianza en la moneda única también sufre y un euro se cambia por 1,3511 dólares.
Habrá ampliación