La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) hizo pública hoy la disculpa de Nueva Rumasa por haber publicado en los anuncios sobre su emisión de pagarés corporativos que contaban con la autorización del organismo supervisor, pese a que ésta no es necesaria. Este tipo de emisión de pagarés no necesita de la autorización de la CNMV dado el importe de las emisiones, que superan los 50.000 euros, y el hecho de que no cotizarán en ningún mercado secundario. En la carta enviada hoy a la CNMV Nueva Rumasa atribuye el error a la agencia de publicidad encargada de redactar los anuncios, y se compromete a publicar una rectificación en dichos medios. Nueva Rumasa ha puesto en marcha un proceso de suscripción de una emisión de pagarés corporativos para financiar la compra de empresas con una "remuneración garantizada del 8 por ciento anual", desde inversiones mínimas de 50.000 euros.