Los bancos griegos están bien capitalizados en comparación con sus competidores europeos, pero están amenazados por las retiradas masivas de fondos, dijo el viernes a Dow Jones Newswires un miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo. Los reguladores deben impulsar la confianza en el sistema bancario griego y evitar la retirada de fondos por parte de inversores y depositantes, añadió.