Northern Rock, el octavo banco británico que sufre problemas de liquidez desde el verano, ha confirmado que va a iniciar conversaciones con el consorcio liderado por Virgin. El consorcio incluye a Virgin Group, la firma de capital estadounidense WL Ross & Co, la firma de capital riesgo británica Tosca Fund Asset Management y a First Eastern Investment Group. El consorcio podría inyectar unos 1.300 millones de libras en el negocio, así como fusionar el grupo con la filial financiera de Virgin, tomando el nombre de Virgin Money.
La oferta indicativa de Virgin comprende el pago de 11.000 millones de libras al Banco de Inglaterra y añade que tomará un 'claro rumbo para devolver todo' lo debido al Banco de Inglaterra (que supera los 25.000 millones de libras). Si el acuerdo sigue adelante, Virgin no tomarà más del 55% del negocio. El presidente de Northern Rock, Bryan Sanderson, ha señalado que "son buenas noticias para Northern Rock" y que está encantado de que "la solución que restaura con firmeza las perspectivas del banco haya sido identificada". Además, los depositarios particulares pueden estar seguros de que el gobierno ha dicho que sus ahorros están a salvo cualquiera que sea el desenlace.