El consejero delegado de Nissan Motor, Carlos Ghosn, dijo el martes que la compañía tiene previsto fabricar coches eléctricos en Estados Unidos, lo que le convertiría en el primer fabricante japonés en producir de forma masiva dicho tipo de vehículos en el extranjero. El tercer fabricante japonés por volumen desarrollará el vehículo eléctrico en su planta de Smyrna, Tennessee, con una producción anual estimada de 100.000 unidades, dijo el consejero delegado a la prensa tras la junta anual de accionistas en Yokohama, Kanagawa, a donde la compañía tiene previsto trasladar su sede a finales de este año. Los comentarios de Ghosn se producen mientras se espera que la Administración Obama anuncie que Nissan, Ford Motor Co y Tesla Motors Inc serán algunas de las primeras beneficiadas en el programa de préstamos por US$25.000 millones creado por el Congreso para ayudar a los fabricantes de automóviles a renovar sus fábricas para producir vehículos más eficientes.