El fabricante japonés de automóviles Nissan ha llamado a revisión un total de 539.864 vehículos por dos posibles defectos relacionados con el pedal del freno y con el indicador de combustible, informó hoy la compañía, que puntualizó que el grueso de la revisión se concentra en el mercado estadounidense. En concreto, Nissan ha detectado que algunas piezas del pedal del freno de determinados modelos pueden desengancharse, como consecuencia del suministro de componentes defectuosos por parte de un proveedor. En este caso, la campaña de revisión afecta a los modelos Nissan Titan, Armada, Quest e Infiniti QX56. La revisión por este posible defecto en el pedal del acelerador afecta a 178.916 vehículos comercializados en Estados Unidos y a 25.869 automóviles vendidos en otras zonas, principalmente en Canadá y en Oriente Medio.