El indicador de impagos se ha situado en el 2,8%, frente al 12,6% del año anterior.
Enero cerró sin que ninguna empresa incumpliera sus obligaciones de pago, lago que no ocurría desde junio de 2007. El año pasado, por estas fechas, se declararon insolventes hasta 8 empresas, todo ello según ha declarado la agencia.