Natixis anunció hoy que pretende suprimir 850 empleos de los 22.000 que tiene en plantilla como consecuencia del impacto de la crisis financiera en este banco, uno de los más afectados en Francia. Natixis precisó en un comunicado que la cifra es "provisional", pero negó que el ajuste vaya a afectar a 1.650 trabajadores, en alusión a cifras que había dado a conocer un sindicato. La entidad financiera aún no ha especificado cuándo llevará a cabo de manera efectiva este recorte laboral. La dirección de Natixis señaló en el comunicado que tiene obligación de mantener la confidencialidad hasta la reunión del Comité de Empresa del próximo 6 de junio. Natixis ganó 69 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone una caída del 88% respecto al resultado conseguido entre enero y marzo de 2007, debido esencialmente a las pérdidas de la actividad de financiación e inversión por la crisis financiera internacional.