La compañía reaseguradora perdió en el primer semestre 210 millones de euros, debido a los costes por catástrofes naturales y frente al beneficio neto de casi 1.200 millones de euros en igual periodo de 2010.

La reaseguradora muniquesa, también llamada Münchener Rückversicherung, informó hoy de que volvió al terreno del beneficio en el segundo trimestre con una ganancia neta de 738 millones de euros.

Los ingresos por primas aumentaron entre enero y junio un 10,3%, hasta 24.949 millones de euros.

El terremoto y el tsunami de Japón del 11 de marzo lastró los libros contables con 1.500 millones de euros y constituye para la reaseguradora germana la mayor pérdida por catástrofe natural desde el huracán Katrina en 2005.

Además, los daños ocasionados por tornados en EEUU también tuvieron efectos negativos en los resultados del segundo trimestre pero menores.

La reaseguradora muniquesa tuvo en los seis primeros meses del año una pérdida operativa de 437 millones de euros, en comparación con la ganancia de 2.218 millones de euros de los mismos meses del pasado ejercicio.

Estos números rojos se debieron a las pérdidas en el primer trimestre, la fortaleza del euro, el pago de dividendos por valor de 1.100 millones de euros y una reducción del valor de inversiones.