Moody´s ha recortado la calificación crediticia de la constructora OHL a Ba1, escalón ya considerado como bono basura, desde Baa3.