Moody's Investors Service anunció el martes que ha rebajado la calificación crediticia de los bonos de Grecia a A2 desde A1 tras acumularse las pruebas de que los créditos a largo plazo del Estado se están deteriorando sustancialmente.
Además, la agencia de calificación dijo que la perspectiva de Grecia es negativa. Moody's añadió que no considera que las dificultades por las que atraviesa Grecia sean una prueba vital para el futuro de la zona euro.