La agencia de calificación Moody's ha mantenido la actual calificación de su deuda en "A3", lo que se explica por la robustez financiera y la adecuación de su plan de inversiones al contexto actual de la compañía. Sin embargo, ha puesto en perspectiva negativa la calificación de la deuda a largo plazo de la eléctrica Endesa, después de que ésta redujera a 13.500 millones la inversión prevista en su plan estratégico hasta 2013.  Moody's cree que la compañía seguirá centrada en las inversiones en mercados estratégicos como la península Ibérica y Latinoamérica, pero considera que su perfil de riesgo podría aumentar por la venta en España de activos a E.ON y Acciona. Además, considera que este año el beneficio de la eléctrica podría ser más ajustado por la reducción de la demanda y el abaratamiento de los precios.