La agencia de calificación crediticia Moody's considera que no existe una "amenaza inmediata" para la nota de la deuda pública de los países calificados con 'AAA', que indica 'calidad extrema', entre los que se encuentra España, aunque reconoce que las dificultades fiscales afectarán a varios de estos países "durante años".
"Pese a los retos existentes, los 17 países con calificación 'AAA' conservan las características necesarias para esta nota pese a que 'han perdido altitud' en el espacio 'AAA'", apunta el respponsable de riesgo soberano de Moody's, Pierre Cailleteau.

De este modo, la calificadora de riesgos subraya que "no se observa una amenaza inmediata para la nota de ninguno de los países con calificación 'AAA'" y recuerda que en el último año, sólo Irlanda perdió dicha condición.

Por otra parte, el informe de Moody's apunta que la crisis del sistema financiero y de la economía global puede estar cerca del final, pero destaca que la "crisis fiscal" durará años en algunos países con la máxima calificación.

Entre los retos a los que deben enfrentarse las principales naciones con máxima calidad de deuda, omo EEUU, Reino Unido, Francia y Alemania, la agencia señala la "el ritmo y la sostenibilidad" del crecimiento económico, así como la tendencia futura de los tipos de interés, ya que ambas cuestiones afectan a la capacidad de los países para gestionar el endeudamiento asumido durante la crisis.

"El próximo año y el siguiente mostrarán si el crecimiento potencial ha sufrido una erosión estructural o si todavía es posible una recuperación robusta y sostenible", afirma Cailleteau.

En 2010, los gobiernos de los países con máxima nota y presupuestos 'estirados' se encontrarán bajo la presión de tener que anunciar estrategias creíbles de consolidación fiscal y, en el caso de que los mercados comiencen a perder la paciencia, a ponerlas en marcha, apunta el autor del informe, quien reconoce que esta cuestión "complicará la recuperación y pondrá a prueba la cohesión política".

Actualmente, los países que cuentan con la máxima nota de crédito son España, EEUU, Reino Unido, Francia, Alemania, Austria, Luxemburgo, Suiza, Nueva Zelanda, Australia, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Países Bajos, Noruega, Singapur y Suecia.