La agencia de calificación de riesgo crediticio ha adelantado que la puesta en marcha del 'bad bank' por parte del Gobierno irlandés, en principio, no provocará cambios en el ráting de los principales bancos del país. Este 'bad bank' destinará cerca de 54.000 millones de euros a al compra de créditos a las principales entidades del país, en especial, Allied Irish Bank y Bank of Ireland.