La agencia de calificación Moody's ha confirmado la máxima nota de la deuda soberana de Francia con una perspectiva estable (Aaa), tres días después de que Standard and Poor's le quitara la máxima nota.
No obstante, volverá a emitir otra evaluación a lo largo del primer trimestre. "Como se indicó en Octubre de 2011, Moody's otorga una perspectiva estable a la calificación Aaa de Francia", indica la agencia en un informe dedicado al país.

El viernes, S&P rebajó la nota a nueve países de la eurozona, entre ellos, la de Francia y España. Así, el país galo pasó a tener una nota de AA+, un escalón menos que Alemania, que mantuvo la máxima calificación.

Moody's advierte de que la calificación francesa depende de la evolución de la deuda pública respecto al Producto Interior Bruto (PIB) y del deterioro de la actividad económica.