Montebalito, dedicada a la actividad fotovoltaica y a la gestión de patrimonio inmobiliario, obtuvo en el primer trimestre un beneficio neto de 858.755 euros, frente a las pérdidas de 8,7 millones de un año antes, gracias en buena medida al incremento de la facturación del negocio de las energías renovables. Según las cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la cifra total de ingresos creció el 30,9 por ciento, hasta 2,4 millones de euros, en tanto que el resultado bruto de explotación o EBITDA fue de 896.092 euros, el 266 por ciento más.