El fabricante japonés de vehículos Mitsubishi Motors anunció hoy una pérdida neta de 26.400 millones de yenes (277 millones de euros) entre abril y junio de este año debido a la caída de la demanda global y a la fortaleza del yen. La compañía, sexta del sector automotriz en Japón, registró además hoy pérdidas por operaciones, en su actividad ordinaria, de 29.600 millones de yenes (311 millones de euros), a pesar de los esfuerzos de recorte de gastos en la compañía, según un comunicado.