Miquel y Costas repartirá el 15 de julio entre sus accionistas un dividendo bruto de 0,175 euros por acción, con cargo a los resultados del ejercicio 2007, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Una vez descontada la retención del 18% que Hacienda aplica a este tipo de rendimientos del capital, el importe neto del dividendo será de 0,143 euros. Para hacer frente a este pago, que fue aprobado por la Junta General de Accionistas de la sociedad del pasado 26 de junio, Miquel y Costas deberá desembolsar 1,74 millones de euros a repartir entre los 9,75 millones de acciones que componen su capital social.