El grupo mayorista alemán Metro bajó el beneficio neto en 2008 hasta 560 millones de euros (761 millones de dólares), un 43 por ciento menos que en 2007 por los costes del saneamiento de la cadena de supermercados Real y amortizaciones de las tiendas de moda Adler. Metro informó hoy de que la facturación aumentó el pasado ejercicio un 5,8 por ciento, hasta 68.000 millones de euros (92.480 millones de dólares) frente al monto de 2007. La empresa germana obtuvo el pasado año más del 60 por ciento de su volumen de negocios fuera de Alemania. El beneficio antes de intereses e impuestos (Ebit) antes de extraordinarios subió en 2008 un 7,1 por ciento, hasta 2.200 millones de euros (2.992 millones de dólares).