El grupo mayorista alemán Metro redujo en el primer trimestre del año el beneficio neto hasta 8 millones de euros (12 millones de dólares), un 11% menos que en el mismo periodo de 2007 y quiere desprenderse de las galerías Kaufhof. La facturación subió entre enero y marzo un 7,3%, hasta 15.600 millones de euros (24.336 millones de dólares), frente al monto de los mismos meses del ejercicio anterior. El presidente de Metro, Eckhard Cordes, ha asegurado que "Metro ha comenzado el año 2008 con éxito" y que las tres grandes divisiones han contribuido a los buenos resultados.