Merlin Properties cree que los niveles de ahorro protegen al inmobiliario pese a la inflación

Desde esta cotizada se advierte de que, “para entender esta teórica paradoja -de dinamismo pese a las tensiones geopolíticas y el endurecimiento monetario a la vista- hay que tener en cuenta el punto de partida, caracterizado por niveles de liquidez sin precedentes”.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Así, por ejemplo, únicamente los españoles disponen de más de 1 billón de euros en efectivo y cuentas corrientes, importe equivalente a aproximadamente 10 veces el valor de las viviendas transaccionadas en España en 2021. Estos niveles de ahorro -explican desde MERLIN Properties- unidos al mal rendimiento financiero de otros activos como pueden ser los bonos, las criptodivisas o las acciones están derivando los flujos de fondos hacia el sector inmobiliario, que históricamente se ha comportado muy bien en periodos con una inflación elevada”. Es por ello que la actividad del sector debería de mantenerse en niveles muy elevados, dada la liquidez del mercado y el reducido número de alternativas

En relación con los tipos de interés, las valoraciones de los activos inmobiliarios son sensibles a los tipos de interés reales, que no nominales, aclaran fuentes de la compañía, para las que este ejercicio, en el que los bancos centrales han iniciado o van a endurecer sus políticas monetarias para contrarrestar los niveles de inflación más elevados en décadas, los tipos de interés reales “no han subido, sino que han continuado bajando en varias regiones”. Igualmente, y al contrario que en la gran crisis financiera, el sistema bancario es muy sólido y goza de elevados niveles de solvencia y liquidez, por lo que no están restringiendo su política crediticia frente a ejercicios anteriores. Es por ello que la demanda de activos inmobiliarios de calidad “va a seguir sólida”.

Este ejercicio y el siguiente van a ser atípicos, en los que se combinan perspectivas inflacionistas con unos niveles de ahorro acumulado muy elevados. Este ahorro permite financiar la demanda embalsada que, además, se ve acelerada por la inflación, para evitar una pérdida de poder adquisitivo real. Igualmente, ha de tenerse en cuenta la solidez del mercado laboral español, que ha excedido los 20 millones de asalariados y que sostienen el mercado inmobiliario, tanto a nivel residencial como terciario, matizan desde Merlin Properties. En consecuencia, “nuestras perspectivas para este ejercicio y el año que viene son favorables”. También ha de tenerse en cuenta que la estrategia de Merlin, apostando por la sostenibilidad, el e-commerce y los centros comerciales de última generación enfocados en la experiencia nos permiten lograr rendimientos satisfactorios ante coyunturas complejas, como ha quedado demostrado durante la crisis del Covid-19”.