La canciller alemana, Angela Merkel, acogió bien las medidas de austeridad anunciadas el miércoles por Grecia, al señalar que el Gobierno no tenía otra alternativa para reducir su déficit. "Es un paso importante para conseguir el objetivo de reducir el 4% [el déficit público]", dijo Merkel a la televisión NTV. Merkel señaló que planea discutir las medidas el viernes en Berlín con el primer ministro griego, George Papandreou. Un portavoz del Gobierno alemán indicó anteriormente el miércoles que no hablarán de ningún paquete de ayuda.