El fabricante alemán de vehículos Mercedes-Benz, del consorcio automovilístico alemán Daimler, invertirá 600 millones de euros entre 2009 y 2011 para incrementar su capacidad de producción de vehículos industriales, autobuses y componentes en su planta brasileña de Sao Bernardo do Campo, informó hoy la empresa en un comunicado.La multinacional germana indicó que este capital se destinará a la modernización de los procesos de producción de esta instalación, así como mejorar el sistema logístico y elevar el contenido de productos locales en sus modelos. Asimismo, la compañía resaltó que esta inversión permitirá ampliar con nuevas contrataciones la actual plantilla de esta factoría, que está compuesta por 12.000 trabajadores. Daimler explicó que esta planta brasileña se encuentra en estos momentos funcionando cerca de su máximo rendimiento, por lo que ha decidido ampliar su capacidad para satisfacer el incremento de las ventas y para expandir su negocio de vehículos industriales y autobuses.