La compañía estadounidense de comida rápida McDonald's quiere contratar a 50.000 nuevos trabajadores para sus restaurantes en Estados Unidos.


En un evento de un solo día, que tendrá lugar el próximo 19 de abril, pretende firmar contratos tanto para personal a jornada completa como parcial, para puestos de servicio y de gerencia en cerca de 14.000 restaurantes estadounidenses. La compañía prevé que la contratación de estos nuevos empleados generará un coste anual de 1.400 millones de dólares, más de 3,5 millones de dólares al día.

Asimismo invertirá más de 41,5 millones de dólares en la formación de esos futuros trabajadores y elevará en 54 millones de dólares el pago de impuestos que contribuirán a la economía del país.

La cotización de McDonald’s a las 20.35 se revaloriza en torno a un 0,50%, colocándose en 76,37 dólares la acción.