El fabricante japonés de automóviles Mazda registró un resultado neto negativo de 16.387 millones de yenes (130,4 millones de euros al cambio actual) durante los nueve primeros meses del año fiscal 2009-2010 (de abril de 2009 a marzo de 2010), en comparación con el beneficio neto de 28.857 millones de yenes (229 millones de euros) contabilizado en el mismo periodo de 2008, informó hoy la empresa, que ha mejorado sus previsiones de 'números rojos' para el cierre del año.