Mapfre mantiene su interés por consolidar su actividad aseguradora en China, donde ya está presente, a través de un acuerdo con un socio de este país, pero aunque reconoció que mantiene contactos, descartó que vaya a producirse a corto plazo, porque encontrar un socio en dicho país "no es tarea fácil".
Así, lo indicó el director general de Mapfre, Esteban Tejera, durante la presentación de sus resultados trimestrales, donde defendió la sólida posición de Mapfre y su fortaleza de capital, que le permite afrontar una operación de estas características y los retos del sector del seguro este año.

El director general recordó que Mapfre está presente en China a través de una oficina de representación y la actividad de asistencia en viajes, y que su presencia tiene una "clara vocación del desarrollo del negocio".

Sin embargo, matizó que la regulación de China sobre la actividad extranjera en el país limita las participaciones de los socios extranjeros al 25% del capital en un socio, por lo que, aunque mantiene contactos con algunos potenciales socios, descartó que vaya a producirse un acuerdo en el corto plazo.

Respecto a la evolución del negocio en España, Tejera reconoció que la crisis esta afectando al consumo y que la demanda de seguros se resiente por la caída de la venta de coches y de casas nuevas, pero señaló que la compañía no está sufriendo el impacto del deterioro económico por su buena gestión, que ha permitido a Mapfre Familiar realizar "campañas exitosas", llevando a la compañía a crecer de "forma importante".

En este sentido, Tejera recordó que Mapfre ha generado capital por un importe de 885 millones de euros desde el pasado año y que sólo en el trimestre la cifra ha ascendido en 266 millones, con una reducción de deuda de 628 millones de euros desde el pasado año y de 256 millones en el trimestre.

Además, recordó que ha reducido en 550 millones un crédito puente de 1.000 millones de euros utilizando recursos propios y de tesorería, lo que "despeja cualquier duda sobre algún problema de liquidez y elimina cualquier preocupación", apostilló.

No obstante, Tejera también valoró de manera positiva la evolución del área internacional, impulsada por América Latina, cuyas primas superaron los 1.000 millones de euros, y recordó que la turca Genel Sigorta ha aportado al beneficio 16,7 millones, pese a que la crisis está afectando mucho al sector del seguro en Turquía.

TRANQUILIDAD POR CCM.

Tejera incidió, por tanto, en que la compañía afronta con fortaleza la actual situación de crisis en España, donde cuenta con 3.500 oficinas y una fuerte red comercial y de distribución, y que no vive con preocupación la intervención de Caja Castilla La Mancha (CCM), con la que mantiene negocios en el sector de seguros de vida y planes de pensiones, ya que el Banco de España "ha garantizado todos los contratos y todas la obligaciones de la entidad".

En este sentido, Tejera subrayó que "salvados los primeros momentos de incertidumbre, todo se está desarrollando según los planes previstos, por lo que hay elementos para considerar que se va por el buen camino".

Asimismo, recordó que los acuerdos acuerdos estratégicos que mantiene con su socio Bankinter "se ciñen al sector del seguro de vida" y que, por el momento, no se plantea profundizar en el sector del automóvil.