La compañía aérea alemana Lufthansa, junto con su filial suiza Swiss International, transportaron en los dos primeros meses del año 9,43 millones de personas, lo que supone el 7,9 por ciento menos que en el mismo periodo de 2008 por la caída de la demanda. La empresa germana, que presenta desde julio de 2007 los datos consolidados de pasajeros con su filial Swiss, informó hoy de que el número de vuelos disminuyó en los dos primeros meses de 2009 un 7,4 por ciento, hasta 119.194, frente a los mismos meses de 2008. A su vez, el consorcio Lufthansa transportó en enero y febrero 235.000 toneladas, un 24,4 por ciento menos que en el mismo periodo del pasado ejercicio. La ocupación en Lufthansa cayó en los dos primeros meses del ejercicio 2,8 puntos porcentuales hasta el 73,2 por ciento, respecto a enero y febrero de 2008, sobre todo en Europa. La compañía recortó las capacidades en Europa en febrero en un 9,1 por ciento. Lufthansa dará a conocer sus resultados del conjunto de 2008 mañana.