Los secretarios de UGT y CC.OO. en Aragón, Julián Lóriz y Julián Buey, respectivamente, señalaron hoy que "más allá de las vibraciones" que puedan haber transmitido las palabras positivas del presidente de General Motors (GM) en Europa, Nick Reilly, en su visita a la fábrica de GM España, hay que seguir "negociando" con la empresa para buscar un buen acuerdo. En declaraciones a los medios de comunicación en un acto en Zaragoza, Lóriz consideró que "hay que estar a los hechos y no a las palabras" y abogó por "esperar a que GM concrete su plan industrial para la planta ubicada en la localidad zaragozana de Figueruelas, y "más allá de vibraciones continuar negociando para conseguir un futuro para la misma".