Banca, Sacyr y Gamesa: los dolores de cabeza del Ibex 35 

Retrocedamos 5 días, al lunes 6 de septiembre cuando la prensa estadounidense, concretamente el Financial Times, dejaba caer una bomba informativa que sacudió los cimientos de la renta variable europea: “las financieras europeas no mostraron claramente su exposición a la deuda soberana en los tests de stress”. Ese mismo día en todos los parqués del Viejo Continente los bancos se ubicaron en la parte más baja. Pero, ¿debemos hacer caso a estos rumores? Lo cierto es que los inversores lo hicieron, aunque Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI, quita peso y dice que “estos rumores vienen de EE.UU., algo sorprendente teniendo en cuenta que su sector financiero ha estado peor. Los tests de stress han sido un primer paso hacia la transparencia y, si bien hay que reconocer que los bancos tienen mucha deuda pública, si hubiera un default, no sólo las entidades europeas, si no las de todo el mundo, se verían afectadas”.

Desde ese día, a la banca medina española le costó levantar la cabeza. El peor parado fue Popular, con un retroceso del 0,20%. Sin embargo, podría decirse que esta entidad no tiene todo perdido pues, pese a sus caídas en la renta variable, sus inversores se pasaron al otro bando, el de la renta fija. Sus recientes emisiones de deuda, en forma de cédulas hipotecarias, (emitió 700 millones de euros el día 7) fueron bien digeridas por el mercado y también bien calificadas por Moody’s, que le otorgó la máxima calificación ‘Aaa’. Esta buena acogida demuestra, según Pérez Frutos, que “realmente no hay tensiones porque, si no, los inversores no estarían comprando deuda”.

Técnicamente Banco Popular “tiene un soporte en los 4,55 euros, zona que no debería perder si quiere recuperarse”, señala Roberto Moro, analista independiente.

Pero la banca mediana no ha estado sola en su andadura por el desierto de las pérdidas. Dos clásicos de este hábitat le han acompañado: Gamesa y Sacyr. La primera se dejaba a jueves un 7,41% y la segunda un 1,97%. Además, para Gamesa Javier Barrio, responsable de ventas institucionales BPI, no augura un buen sino: “podemos seguir viendo caídas relevantes en términos porcentuales debido a la incertidumbre regulatoria en España en relación a las energía renovables y a que opera dentro de un sector de incierto futuro”. El halo de esperanza lo pone Raquel Blázquez, analista de Ibercaja Gestión, que considera que “el potencial de la empresa está hasta un 20% por encima del valor actual, pero el mercado aún tardará en reconocérselo”.

Comprensible el caso de Sacyr Vallehermoso que, tras colgarle el cartel de 'posible expulsado del Ibex 35', la confianza en el valor fue en detrimento, aunque ayer por la tarde el Comité Técnico del selectivo tomara la decisión finalmente de no sustituir a la constructora por Amadeus. Esto recuerda a aquella canción que decía “son rumores, son rumores” y, es que, las cábalas pudieron más que los hechos. Técnicamente Roberto Moro observa que “parece avocado a que la sangría no pare: no empezará a dar señales de querer darse la vuelta hasta que veamos precios por encima del 4,5 euros”. A esto hay que unirle que “si empieza a perder niveles entre los 3,65-3,50 euros puede ir a buscar zonas bastante alejadas ya en el tiempo como son los 1,50 euros”.

Mix de valores en lo más alto

En la parte más verde, encontramos un poco de todo: Ebro Puleva (6,99%), Iberia (5,04%) e Indra (4,77%) encabezan las mayores subidas semanales del Ibex 35.

Ebro Puleva dio una sorpresa de última hora el jueves por la tarde. Escaló a lo más alto debido a, según explica Javier Barrio, “un cruce de 8 millones de acciones”. Dicho cruce habría sido llevado a cabo por Caja España y Caja Duero que, según rumores, han vendido su participación en la empresa de alimentación fuera del mercado. Además, Corporación Financiera Alba se hizo también ayer con el 5,2% capital del grupo alimentario.

Iberia vio despegar sus acciones desde el mismo lunes, después de que el diario estadounidense Finantial Times informara de que la aerolínea española y su socia British Airways contaban con una lista de hasta 12 posibles candidatos para comprar o fusionar una vez hubieran finiquitado su propio consorcio. Técnicamente Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, observa que “encuentra resistencias importantes en torno a los 2.80/2.84 euros que podrían provocar un freno de las subidas. Por su parte, en los 2.50 euros encontramos soportes relevantes que, mientras se respeten, podríamos pensar en un escenario de continuación de subidas pero su pérdida podría generar caídas hasta los 2.30 euros”. De momento, Álvaro Blasco, director de Atlas Capital, afirma que “la inversión en los títulos de este valor es recomendable. Hemos visto como el número de pasajeros ha sido alto; los avances en la fusión están siendo claros y además está buscando entrar en el mercado asiático”.

Indra, por su parte “tras encontrar fuertes soportes en los 12 euros está experimentando un proceso de rebote que podría llevar al valor hacia los 14.60 euros, niveles que no considero demasiado probable que sean superados en un primer intento”, dice Martín.


Ibex 35, el peor alumno de Europa esta semana

El mix de valores en verde del selectivo español no ha sido capaz de poner las ganancias semanales del Ibex 35 a la altura de sus homólogos europeos. Nuestro índice sumaba a cierre de la sesión de ayer un avance semanal del 1,66% quedándose en los 10.7102 puntos. Roberto Moro considera que aún “puede testear los 11.500 puntos y, seguramente, los 12.000 puntos”. En el corto plazo tendría un soporte en los 10.350 puntos y, sobre todo, los 10.200 puntos”.

Incluso el indicador francés sube por encima del Ibex 35. El CAC 40 suma un 2,44% semanal a pesar de la que está cayendo en Francia por las huelgas en varios sectores. Este índice “mantiene una ligera directriz alcista muy por encima del 50% de la última vela blanca y parece que va a buscar niveles de resistencia en los 3.800 puntos. Como soporte, la zona de los 3.550 y 3.600 puntos”, apunta Roberto Moro.

Pero, cómo no, el indicador alemán también iza la vela y suma un 2,14% semanal. El Dax ya ha consolidado niveles por encima de los 6.175 puntos, por lo que “debería ir a