Los precios de producción del Reino Unido han subido en el mes de mayo un 0,4 por ciento con respecto al mes anterior. En tasa interanual se han elevado un 2,5 por ciento, aunque se trata de cifras no ajustadas estacionalmente. Ambos datos están en línea con lo esperado por los analistas