Los precios al productor de Japón bajaron registraron el mayor descenso en 22 años, al bajar en abril el 3,8%, respecto al mismo mes del año pasado, informó hoy el Gobierno nipón, lo que aumenta los temores de deflación.
El informe preliminar del Banco de Japón (BOJ) constata que, el mes pasado, los precios se situaron en 103,6, respecto a una base de 100 establecida en el 2005. Del mismo modo, la institución monetaria constató que en marzo los precios al productor bajaron tres décimas más que el 2,2% adelantado el pasado mes.