La cartera de pedidos de la industria alemana ha aumentado en mayo un 3,2 por ciento con respecto a abril, según los datos provisionales publicados por el Ministerio de Economía. En abril, se había registrado un retroceso del 0,6 por ciento. Este repunte se ha producido sobre todo en los productos de consumo -que han crecido un 4 por ciento-, pero también en la cartera de bienes de inversión, que ha aumentado un 3,8 por ciento, y en la de artículos primarios, que se han incrementado en un 2,4 por ciento. En su conjunto, la cartera de pedidos exterior ha subido un 4,4 por ciento, mientras que la interior ha aumentado un 2,2 por ciento.